IMPLANTES MAMARIOS

Las causas que llevan a una mujer a aumentar el tamaño de sus mamas pueden ser variadas, desde mejorar el contorno corporal, corregir una disminución de volumen post-lactancia, balancear una diferencia de volumen entre las mamas, hasta una reconstrucción post mastectomía.

Cualquier mujer de cualquier edad puede beneficiarse con esta cirugía, ya que el fin último es mejorar las proporciones de la figura femenina realzando la propia imagen y la seguridad en sí misma.

Los estudios científicos realizados hasta la actualidad revelan que los implantes mamarios no producen cáncer ni tampoco enfermedades autoinmunes; tampoco interfieren en el proceso de amamantamiento. 

Existe una  gran diversidad de formas y tamaños de implantes, los cuales se adaptan a cada forma estructural de la paciente y será responsabilidad del especialista la selección adecuada para cada tipo morfológico de mujer.

Los implantes se pueden colocar por incisiones en el surco mamario, en la axila o alrededor de la areola. Será el especialista y las condiciones de la mama de cada paciente las que determinen que técnica se utilizará. Las prótesis pueden ser ubicadas en tres planos: detrás de la glándula mamaria (subglandular), debajo del musculo pectoral (submuscular)y debajo de la facsia pectoral (sub fascial).

Esta cirugía no corrige los senos caídos, es probable que necesite realizarse un levantamiento en forma conjunta con un aumento mamario. En raras ocasiones es necesario primero levantar y en una segunda cirugía aumentar las mamas.

En nuestra rutina utilizamos implantes redondos o anatómicos en forma de gota, de quinta generación, mas durables, con menor incidencia de encapsulamiento y resultados más naturales.

Esta cirugía en nuestra practica es ambulatoria, es decir retorna a su hogar 04 horas después de terminada la misma.