LEVANTAMIENTO DE MAMAS

Con la evolución de los años, sumado a los cambios hormonales, los embarazos, la lactancia y por los efectos propios de la gravedad; se modifican gradualmente la forma y el tamaño de las mamas, éstas pierden la capacidad elástica de su piel y la glándula mamaria cae.

Existen dos cirugías para reparar ésta situación, siempre que el problema no sea la falta de tejido para lo cual la solución generalmente es el implante: es el levantamiento mamario o Mastopexia  y   la reducción mamaria o Mastoplastia Reductora.

Mastopexia

Para  determinar el grado de ptosis (caída) de las   mamas debemos pararnos frente al espejo  y observar la posición del  pezón; si éste se encuentra  a nivel del surco mamario usted tiene un grado I o leve de ptosis  mamaria; si el mismo (pezón) está por debajo, estamos con un grado II o moderado; si los pezones están orientados hacia el piso es un grado III ó avanzado.

Es una cirugía que reposiciona los tejidos del polo inferior creando con el propio tejido de la paciente una prótesis natural que se fijará al músculo pectoral, para evitar la caída de la mama (colgajo de pedículo inferior). Las cicatrices son de menor extensión comparadas con las de la reducción mamaria.

Mastoplastia:

Se trata de pacientes con grandes mamas y caídas, ese gran tamaño en un 70% es grasa y un 30% tejido mamario; existiendo una tendencia a degenerar los tejidos y con propensión a la formación de nódulos fibrosos progresivos. A esto se suma el dolor cervical, la cifosis (encorvado) y otros trastornos.

En estas pacientes está realmente indicada la cirugía pero hay que explicarles el tamaño de las cicatrices, ya que son grandes si uno las compara con las de colocación de prótesis. 

Ambas cirugías en nuestra practica es ambulatoria, es decir retornan a su hogar 04 horas después de realizada la misma.