OTOPLASTIA

La cirugía plástica de orejas u otoplastía se utiliza para corregir las orejas protruidas hacia afuera. 

Se realiza con anestesia local, no requiere de internación y los resultados son inmediatos. La intervención dura aproximadamente de 01 a 02 horas y las incisiones quedan escondidas detrás del pabellón auricular. Se puede retomar las tareas habituales a las 24-48hs.

El resultado que se obtiene luego de practicada la cirugía plástica de orejas es definitivo y no se modifica con el crecimiento. 

Este es uno de los pocos procedimientos estéticos  que se suele consultar en niños. Pero en la actualidad la mayor demanda es de adolescentes o adultos, siendo más frecuente en el hombre. El motivo radica en que en muchos casos son objeto de burla por parte de sus compañeros afectando el rendimiento escolar. También es motivo de consulta por alteraciones en la percepción de la imagen corporal así como de la autoestima en pacientes más grandes.

Las cicatrices suelen emplazarse en el surco retroauricular con lo que las mismas son imperceptibles para cualquier observador casual. No solo es factible modificar el grado de protrusión auricular, sino también su tamaño.