ACNE

Existen  tratamientos regenerativos para las lesiones de acné representadas por manchas y  pocitos  o cicatrices que se realizan con sesiones de laser fraccionado.

El láser fraccionado de CO2 emite minúsculos haces de luz que penetran en la piel hasta la dermis en forma de cientos de columnas térmicas. Estas columnas son pequeñas heridas microscópicas que quedan rodeadas de tejido sano, que es el tejido que contiene los queratinocitos, las células capaces de promover un rápida cicatrización y una alta producción de colágeno.

La piel nueva, sana y luminosa, reemplaza al tejido dañado y el proceso continúa durante los seis meses posteriores al tratamiento, pues la formación de colágeno conlleva la remodelación de la dermis y, por consiguiente, la mejora de la calidad de la superficie cutánea.

En este tipo de tratamientos se necesitan de  4 a 6 sesiones para obtener  excelentes resultados.